Cuando cambiar la correa de distribucion

En el motor de tu coche existen muchas piezas importantes, pero la correa de distribución es una de las más importantes que encontrarás. Si necesitas repuestos para reparar tu coche, te recomiendo comprarlos en los recambios de segunda mano, porque así podrás tener los precios más ajustados del mercado en repuestos de calidad.

Sin embargo, muchos conductores no saben los motivos por los cuales se debería cambiar la correa de distribución de un coche. Por este motivo, he preparado este post, con la finalidad de que puedas cambiar esta pieza en el momento indicado y evitar accidentes.

Consejos para el cambio de la correa de distribución

Es importante tener en cuenta que esta pieza debe estar en perfecto estado para evitar cualquier tipo de fallo en el coche. Los momentos para hacer el cambio serán:

El kilometraje

Este es un punto importante a tener en cuenta, en especial porque dependiendo del kilometraje de tu coche podrás saber cuándo cambiar la correa. En todo caso, será importante saber que la vida útil de esta correa es de 100.000 kilómetros, motivo por el cual debes fijarte en el mismo para hacer el cambio.

Bajo ninguna circunstancia deberías conducir con una correa de distribución que esté desgastada, en especial porque esta podría romperse en funcionamiento. Si esto llega a ocurrir, se pueden producir graves averías al motor, incluso dejándolo inservible.

Fugas en el motor

Las fugas de aceite y líquido refrigerante son bastante comunes en el motor, motivo por el cual debes asegurarte de que las repararás siempre que las detectes. Siempre debes fijarte si las fugas se encuentran cerca a la correa de distribución.

En caso afirmativo, debes revisarla por completo para verificar que no presente ningún tipo de fallas o desgastes. Esto debido a que puede necesitar de un cambio prematuro por un desgaste innecesario producido por alguna fuga de líquidos en el motor.

Pérdidas de tensión

Es algo bastante común en especial cuando se lleva el coche a un taller que no esté especializado en reparaciones cercanas a la correa de distribución. Esta es una pieza muy delicada y cualquier pérdida de tensión la dejará completamente inservible.

Además, en el caso de que necesites cambiar la correa de distribución, será básico que lleves el coche a un taller especializado. Esto debido a que es una de las reparaciones más difíciles de realizar en cualquier coche, y por este motivo, es indispensable que la haga un profesional.